viernes, 4 de diciembre de 2009

La explotación capitalista se explica con pocas palabras


La explotación capitalista se explica con pocas palabras:
Compro un robot por 10000 dólares y le saco 15000, 5000 proceden de su explotación। Con más palabras: imaginemos que los obreros son máquinas. Su explotación consistiría justo en el beneficio obtenido tras pagar los gastos de uso de cada una de ellas y los requeridos para adquirirlas. Los obreros son, en el fondo, un robot imprescindible para la producción capitalista, especialmente en la época de Marx. Lo entendió perfectamente y eso no se le perdona. Cuando Marx dice que un obrero trabaja 12 horas, seis para él y seis para el capitalista, muestra claramente que el gasto que genera al capitalista es semejante al precio de su salario, que depende de la oferta y la demanda de mano de obra, al fin y al cabo es una mercancia, y de las horas de trabajo, y el coste de la seguridad social. En cuanto a los gastos empresariales en materias primas, energía y en el Local y su acondicionamiento, se debería ver cuánto corresponde a cada trabajador de la plantilla. Y si nos atenemos plenamente a este hecho, nos olvidaríamos de que no debe pensarse que recae su peso exclusivamente sobre los obreros.En realidad, todos esos gastos pertenecen a una inversión a mediano y largo plazo. Podríamos extrapolar dichos gastos a las seis horas, 3 de gastos empresariales y la plusvalía a las 3 restantes. En muchos casos, actualmente, en la industria, 4 horas y 2 en gastos empresariales y la plusvalía a las 2 horas siguientes. Sencillamente, yo te pago 50 dólares por tu trabajo y vendiendo a 100 el producto de 10 obreros gano 250, pago 500 a los diez obreros y 250 por materias primas e infraestructuras.Cada obrero ingresa 50. Una vez amortizada la inversión en el local y su acondicionamiento, la plusvalía aumentaria justo en la misma proporción en que dicha inversión se haya ido amortizando. Plusvalía generada: 250.


¿Justifica el riesgo la explotación capitalista?

Para mí no, ya que también se podría justificar perfectamente la esclavitud. De hecho, muchos capitalistas se enriquecieron con la esclavitud y se opusieron a su abolición; también el capitalismo es otra forma más suave de esclavitud, como bien lo desnudó Mijail Bakunin cuando concluyó que en él la clase proletaria debía venderse a los capitalistas por salarios a merced de su antojo o de la oferta y la demanda, peor antojo,

Riesgo en el socialismo puede y debe haber. Por eso debe ser asumido por los obreros y las empresas estar descentralizadas lo suficiente como para que sea así. La posibilidad de perder hace que nos sintamos más motivados a realizar mejor nuestro trabajo y no tengamos que ser explotados por capitalistas,

Incluso ya no corren riesgo los capitalistas financieron tras los rescates por la crisis económica y no tiene ya argumentos que usar para justificar quedarse sólitos con los beneficios
(El que carece de propiedad en nuestras sociedades individualistas, vive obligado a someter su libertad y su fuerza productora al que mejor le pague। El salario es el precio de la servidumbre. Se contrata actualmente en el mercado público al jornalero poco más o menos como se contrataba antes al esclavo. Si la demanda sobrepuja a la oferta, el obrero puede hacerse pagar regularmente el alquiler de la fuerza. Si la demanda es inferior a la oferta, el precío del alquiler baja y queda a unos cuantos la libertad de despedazarse en la disputa por el apetecido mendrugo. Los más deben resignarse a perecer de hambre. Tal es el resultado efectivo de las conquistas democráticas. . Ricardo Mella Cea. Escrito en 1904)


Gran éxito socialista: organismo pluricelulares. Estados Unidos le ganó la guerra fría a varios lisiados, (URSS 20 millones de muertos, Polonia 6 millones.¿RDA?), de la II guerra Mundial y se cree supermán. ¿A cuántos se lo ha hecho creer? El socialismo descentralizado podría destrozar al capitalismo made in USA recurriendo al comercio y controlando los medios de distribución para que se enriquezca el pueblo y no una minoría de intermediarios y mayoristas. También dando el premio después del esfuerzo. Otro socialismo siempre fue posible.